¡Yo tengo DACA y se va expirar! ¿Ya se ha perdido la oportunidad?

No. Por muchos de ustedes, no se ha perdido todo.

La administración Trump está acabando DACA, pero aún hay una oportunidad para renovar – si su DACA se expira antes de Marzo 5, 2018, Y usted aplica para renovar antes de Octubre 5, 2017. ¡Hay que darse cuenta de esa segunda fecha – uno TIENE que aplicar para su renovación antes de Octubre 5!

Según la declaración oficial del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), el DHS:

“Juzgara – en forma individual, caso por caso – solicitudes que son correctamente transmitido en espera para renovar DACA y sus aplicaciones de Autorización de Trabajo por los beneficiarios que han sido aceptadas por el Departamento desde de la fecha de esta declaración, y por los beneficiarios quienes sus beneficios se expiran entre la fecha de esta declaración y Marzo 5, 2018 que han sido aceptados por el Departamento a partir de Octubre 5, 2017.”

Adicionalmente, no les afectaría el anuncio de Septiembre 5 del Secretario Sessions a las personas que ya han entregado sus solicitudes. DHS ya no va aceptar nuevas aplicaciones iniciales, ni va proporcionar permisos de viajar a los beneficiarios de DACA. Pero muchas personas pueden renovar, si actúan rápido.

¡Entonces, si su DACA va expirar antes de Marzo 5, 2018, y aún no ha solicitado para renovar, aplica inmediatamente! ¡Corre; no camine al mejor abogado que usted puede encontrar para mandar su aplicación de renovación! ¡Ya no hay tiempo para perder!

Linnartz Immigration Law puede ayudar con eso. Denos una llamada o mándanos un correo electrónico, si usted nos ocupa.

Además de renovar su propia DACA, acuerde que la decisión de Trump ha dado la carga al Congreso de hacer lo que se debe de haber hecho hace mucho tiempo – pasar el Acta DREAM o su equivalente. Anima a sus empleadores, compañeros, amistades, vecinos, y familiares a escribir (por carta en el correo es la mejor manera) a sus Senadores y miembros de Congreso para exigir que pasan el Acta Dream antes de Marzo 2018.


El Final de DACA: ¿Una Oportunidad o Una Tragedia?

Presidente Trump ha anunciado que la Consideración de Acción Diferida para Los Llegados en La Infancia se terminara en Marzo del 2018.  Esta decisión ha llamado la atención de las restriccionistas, quienes querían la cancelación de la programa desde un principio, “el primer día” (como él había prometido) de su presidencia para deportar a todos los participantes.

Del otro lado, varios grupos a favor de inmigración gustarían ver DACA continuar sin término – o cuando menos hasta reforma migratoria integral, que es como decir “hasta que empieza a nevar espárragos.”

El final de DACA puede ser una tragedia, no solamente por los 800,000 jóvenes que son protegidos, pero también por sus familias y empleadores – sin incluir la economía Americana, que sufriría severamente por la pérdida abrupta de tantos trabajadores productivos.

Pero puede ser una oportunidad para hacer la cosa correcta – si los políticos actúan con sabiduría y compasión.

Nadie ve creíblemente a los participantes de DACA como amenazas, terroristas, o personas moralmente culpable por su presencia “ilegal” en EE UU.  Ellos fueron traídos a los EE UU durante su infancia y han establecido sus vidas aquí.  Ellos calificaron por DACA estudiando y con buen carácter moral.

Congreso varias veces ha tenido la oportunidad de pasar el Acta DREAM – una ley que proporcionara a estas personas tan trabajador y sin culpa estatus legal.  Pero políticos de los dos lados – Republicano y Demócrata – han prevenido la aprobación de esta buena legislación.

En general, la oposición Republicana ha venido de pensamientos proteccionistas que dicen que los inmigrantes roban los trabajos de Americanos y la noción que hasta los infantes trajeron a los EE UU sin permiso tienen que ser castigados por los pecados de otros.

En general, Demócratas han quebrado las oportunidades de éxito por el Acta DREAM con el requisito de que se pasa con reforma migratoria integral.  Ellos no fueron tan desilusionados cuando esto ocurrió, porque era buena tema para la próxima campaña.

La presión del fin de plazo para DACA crea una incentiva para que Congreso actúa como un cuerpo de adultos.  Pasando el Acta DREAM o algo parecido debe de ser algo que no necesita pensamiento para cualquier oficial con un poco de compasión y que quiere lo mejor para EE UU y no solamente ser elegido otra vez.

¿Se levantaran, Senadores Tillis y Burr, para la causa correcta?  ¿Dejaran, nuestros 13 miembros de la Casa, de lado las pequeñas posturas y actuaran para bien?

¿Y usted?


The End of DACA: An Opportunity or a Tragedy?

President Trump has announced that Deferred Action for Childhood Arrivals (DACA) will end in March 2018. This decision has drawn fire from hard-line restrictionists, who wanted him to cancel the program (as he once promised) “on day one” of his presidency and to deport all its participants.
On the other hand, many pro-immigrant groups would like DACA to continue indefinitely – or at least until comprehensive immigration reform, which is like saying “until it snows asparagus.”
The end of DACA could be a tragedy, not only for around 800,000 young people whom it currently protects, but also for their families and employers – not to mention the American economy, which would be severely shocked by the abrupt loss of so many productive workers.
But it could be an opportunity to do the right thing – if politicians act wisely and compassionately.
Nobody credibly sees DACA participants as threats, terrorists, or morally culpable for their “illegal” presence in America. They were brought to the United States as children and have established lives here. They qualified for DACA by pursuing education and showing good moral character.
Congress has often in the past had opportunities to pass the DREAM Act – a law that would provide such blameless, productive people with legal status. But politics on both sides – Republican and Democrat – have prevented the passage of this good legislation.
In general, Republican opposition has come from protectionist belief that immigrants steal jobs from Americans and the harsh notion that even children brought to the U.S. unlawfully must be punished for the sins of others.
In general, Democrats have undermined the DREAM Act by requiring that it be tied to the impossible dream of comprehensive immigration reform. They were not too disappointed when this failed, because it provided a good issue for the next campaign.
The pressure of a deadline for DACA now creates an incentive for Congress to step up and act like a body of adults. Passage of the DREAM Act or its equivalent should be a no-brainer for any official who has an ounce of compassion and claims to care more about the good of America than about re-election.
Will you, Sens. Tillis and Burr, stand up for the right cause? Will you, our 13 House members, set aside petty posturing and act for good?
Will you?